chef luis arellano wine and food festival

Todo México sabe a jitomate, aguacate, chiles, frijoles y tortillas. Huele a limonaria, flor de mayo y café. De Oaxaca saboreamos el mole, las tlayudas, y el pan de yema con chocolate.
Oaxaca, nos regala el barro negro, un sin fin de artesanías y gastronomía que deja huella en quien la prueba, también conocemos las delicias de una panadería con su aroma a conchas recién horneadas, del azúcar derritiéndose en una charola y del bolillo calientito.

De ahí, de una panadería y de la dedicación, es que resurge su amor por lo nuestro y por una prometedora carrera: la del chef Luis Arellano.
Originario de la región de la Cañada, en Oaxaca, el chef Luis Arellano vivió la gastronomía desde un punto de vista muy interesante, al tener la oportunidad de trabajar en la panadería de sus padres.

Quizá en ese momento Luis no tenía idea de lo que le esperaba o de cual sería su rumbo, pero años más tarde su interés comenzó a despertarle curiosidad por la cocina hasta que en el año de 2006 ingresó al ambiente gastronómico de manera formal como practicante en el famoso restaurante “Casa Oaxaca” donde con su esfuerzo y dedicación logró desempeñarse como Sous Chef.

Para 2012, su formación como cocinero tradicional y su experiencia profesional le abrieron las puertas del restaurante “Pujol”, considerado como uno de los mejores restaurantes del mundo, que además ensalza las virtudes de la gastronomía mexicana llevándolas a un nivel de vanguardia y de creatividad infinita.

Su sazón y aportes a la cocina tradicional, lo han llevado a participar en importantes cenas y festivales en México, España, Berlín, Nueva York y Francia.
Fue hasta 2015 que Luis estuvo a cargo de la parte creativa del grupo Enrique Olvera, haciendo modificaciones y creando nuevas propuestas para la carta, pero siempre buscando la preservación de la cultura gastronómica mexicana, patrimonio de la humanidad.

En la actualidad, el chef Arellano brinda asesorías a varios restaurantes y trabaja en dos proyectos: la investigación y distribución de productos endémicos del estado de Oaxaca, a manera de hacer uso constante de ingredientes locales para apoyar a la economía y desarrollo de este maravilloso Estado de la República, y también dedica tiempo importante a la apertura de su restaurante.

Gracias a sus fuertes raíces y a su pasión para proteger el legado cultural gastronómico de nuestro país y de el hermoso Estado de Oaxaca, es que el chef Luis ha ganado un lugar importante dentro de la gastronomía del país y forma parte importante de los momentos exquisitos de la edición 2016 del Festival.